Opinión.- “En rama”, un concurso de cante en Jerez 57 años después (y II)

Opinión.- “En rama”, un concurso de cante en Jerez 57 años después (y II)

Como señalamos en la anterior entrada, aquel Concurso Internacional de Cante celebrado en Jerez en 1962 dejó la palabra “polémica” remarcada a fuego lento. Y tan lento. Han tenido que transcurrir 57 años para que se vuelva a celebrar una competencia de similares características. (Fotomontaje: Terremoto y Jarrito, protagonistas de aquel concurso)

Me ha sorprendido gratamente como, en gran número, la afición flamenca tiene noticias fidedignas de cuanto aconteció en aquellos primeros días de mayo de 1962 en el Teatro Villamarta. A ello ha contribuido de forma notoria la publicación de los recortes de prensa de la época por el impagable blog “papeles flamencos” de David Pérez Merinero. Una fuente esencial para conocer las vicisitudes del concurso que La Cátedra de Flamencología de Jerez ha publicado en sus archivos tal cual, pero añadiendo parte de su desarrollo con sonido directo de entonces.

consurso 1962 cartel
Cartel original del concurso que rescató David Pérez Merinero para el blog papelesflamencos

Para conocer de primera mano las causas que originaron la agria polémica que se produjo por el fallo del jurado es conveniente acudir al esclarecedor artículo del compañero Fran Pereira en Diario de Jerez. Testimonios de primera mano, tales como el de Angelita Gómez, señalan que los premios “estaban dados de antemano”. Podéis enlazar a todos estos artículos en nuestra anterior entrega:

https://loscaminosdelcante.com/2019/07/15/opinion-en-rama-un-concurso-de-cante-en-jerez-57-anos-despues-i/

Esto no es nuevo. Se conocen muchos fallos en concursos flamencos que dejarían la teoría de la relatividad de Einstein a la altura de la fórmula del Mistol, como ya advertí en mi libro “De Jerez y sus cantes”, con todos los respetos al sabio.

Una versión más o menos oficial dice que el jurado para otorgar el controvertido premio Manuel Torre a Roque Montoya Jarrito lo único que hizo fue evaluar la nota media entre todos los estilos en liza dentro de dicha categoría. Partiendo de esta premisa Fernando Terremoto, que contaba además con el aliento de los parroquianos, consiguió como es lógico una nota muy alta en la siguiriya. Pero no así en los demás estilos, en especial en la serrana. Roque Montoya, sin llegar a ser el siguiriyero que era Fernando, alcanzó un promedio más equilibrado y se llevó el premio teniendo en cuenta estas circunstancias. Esto es lo que se cuenta.

En este enlace del archivo de la Cátedra de Flamencología se puede escuchar el audio en directo, lógicamente en parte, de aquel concurso:

https://archive.org/details/I_CONCURSO_INTERNACIONAL_DE_ARTE_POPULAR_ANDALUZ-JEREZ_1962

Hasta ahí es un razonamiento que se entiende. Terremoto no tenía en sus registros asentada la serrana. Tanto fue así, y esto creo que no se ha publicado, que el cantaor Juan Acosta estuvo desde detrás de las cortinas del teatro intentado guiarle por los vericuetos serranos sin demasiada suerte. El hijo de Juan Acosta así me lo ha señalado en no pocas ocasiones. Por muy bien que cantara Fernando por siguiriya la nota media cayó en picado por la baja puntuación obtenida en la serrana mientras que Jarrito fue mucho más regular. Versión más o menos oficial, repito.

juanacosta
El cantaor Juan Acosta brinda con Javier Molina, en su homenaje, junto al pinto Juan Gutierrez Montiel y un joven Juan de la Plata. Año 1954. Archivos de la Cátedra de Flamencología de Jerez

Pero esto también albergó ciertas sospechas para algunos. Desde que salieron las bases del certamen muchos aficionados de la época cuestionaron qué hacía la serrana incluida en un grupo denominado Manuel Torre. Bien es cierto que en otros concursos es algo habitual. Cuando se habla de un apartado de siguiriyas o tonás se suele completar con serranas o livianas, aunque cada pueblo o ciudad modifica los cuadros según su naturaleza.

Estos aficionados argumentaron que con la serrana era muy difícil que un intérprete jerezano del corte de Terremoto y otros de la tierra pudieran puntuar en su ejecución. Salvo Sernita que la tiene grabada, y hablo de aquellas calendas, apenas se ha cantado ese estilo en Jerez ¿Se hizo con cierta intención preliminar?… es la pregunta.  Como vemos cualquier razonamiento se ha utilizado para cuestionar al concurso y al jurado en defensa del ídolo local, todo sea dicho.

sinelo_calorro

Mucho más allá va el guitarrista Manuel Morao, como sabemos concuñado de Terremoto de Jerez y hermano de Juan Morao. En sus declaraciones al profesor Juan Manuel Suárez Japón en el libro biográfico “Sinela Caló” (Diputación de Cádiz, 2014) se abona a otra teoría. Según el patriarca todo estaba hecho antes de concursar pero con un motivo diferente al de Angelita Gómez: la promoción de un disco de Jarrito. El premio por tanto lo sitúa Morao en el entorno de una “exigencia” de la casa discográfica Columbia a cambio de un generoso patrocinio en el concurso. El conocido “yo te doy tú me das”.

El gran aficionado y amigo José Luis Márquez lo ha reseñado en una entrada de FB:

“Lo que sucedió es que el concurso estaba patrocinado por la casa Columbia, que eran donde los dos ganadores grababan y para promocionarlos se hizo este concurso amañado. Jarrito había grabado unos cantes por seguiriyas y Rocío (Jurado) estaba empezando y había que ayudarla a lanzarla. Así que la casa Columbia impuso al ayuntamiento lo que tenía que pasar” (Manuel Morao, en el libro Sinelo Calorró, de Juan Manuel Suarez Japón, pag. 269)

Y continúa hablando Don Manuel Morao, según Márquez:

“Pero todo esto no era suficiente. Así que buscaron a una especie de cabeza de turco, alguien que les sirviera como aval de lo que iban a hacer e incluyeron a un gitano de Jerez, hermano de Tío José de Paula, un hombre serio con muchos conocimientos. Era como si lo llevaran para que pareciera que todo era serio (…) Ramón de Paula” (Sinelo Calorró, pag. 268).

En el mismo hilo  y en su respuesta el aficionado Víctor Flamencowall invita a un vídeo alojado en YouTube del propio Fernando Terremoto hablando de aquello en el histórico programa de Fernando Quiñones. Como advirtiendo que la polémica llegó a la mismísima TVE:

Que sepamos, siguiendo los datos de la Biblioteca Nacional de España, por aquellos años (1961 y siguientes) es cierto que Jarrito había grabado para la casa Columbia con el guitarrista ceutí Antonio Arenas y otros. Incluso en el mismo año del concurso con la referencia Matrix: QE 7065 / Columbia (1962) ECGE 71642.  También, ese año, se lanzó una secuela con Jarrito de la famosa Antología de Flamenco de Hispavox dirigida por el guitarrista Perico El del Lunar de 1954. Pero no podemos afirmar la conexión.

Sea como fuere, lo cierto es que la razones del criterio de la “nota media” fue admitida con razón o sin ella.  Y los jerezanos vieron como su Terremoto se veía relegado a un premio un tanto menor frente al de Manuel Torre. Hablo del premio Isabelita de Jerez, dotado con menos cuantía.

Cuando se conoció el fallo del jurado las crónicas de la época cuentan que se formó la “faragata” que diría Juana la del Pipa. Testimonios directos dicen que se escucharon todo tipo de improperios destacando el de “ladrones” que sonó de forma tan insistente como unánime en el patio de butacas. Fue tal el lío que se formó que jamás volvió a celebrarse un concurso de cante en Jerez; eso sí dejando en separata los concursos de saetas y de guitarra que corrieron algo de mejor suerte.

concurso32 manuscritocinta
Manuscrito de la época para reseñar las cintas de audio que se grabaron y en el que aparecen Jarrito y Terremoto. Archivo de La Cátedra de Flamencología de Jerez

Los ecos de aquella polémica aún perduran en la memoria. Tanto que casi 60 años después se ha vuelto a organizar otro concurso de cante en Jerez. Como podréis entender el morbo está servido y más aún cuando la anunciada competencia intenta desmarcarse de las bases más o menos estandarizadas para acercarse al mundo intangible del duende y el pellizco. Porque como diría nuestro recordado Fernando de la Morena: “la barriada del pellizco está en construcción y no es por falta de materiales”.

La emoción se cuece y de todo corazón deseamos que todo transcurra por los cauces adecuados dejando aquella polémica de 1962 en una mera anécdota. Una de tantas que jalonan la historia del cante de Jerez.

José María Castaño @Caminosdelcante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s