Aula de Flamenco: “La pena condensada de Tomás Pavón”

PROTAGONISTA TAMBIÉN DE LAS EFEMÉRIDES DEL 2 DE JULIO.- Nuestro recordatorio de esta semana se dirige a Sevilla, cuna y crisol de grandes artistas flamencos, para acercarnos a uno de los más grandes e indiscutidos cantaores de todos los tiempos: Tomás Pavón Cruz (1893 – 1952). En la entrada famoso grabado de Capulleti.

Y ya que hoy comenzamos nuestro curso de verano “Los Caminos de la Soleá” vamos también a estudiar una de sus imponentes cantes por soleá para comprobar mejor sus perfiles jondos.

Tomás fue siempre injustamente valorado por ser “el hermano de la Niña de los Peines”, como si su cante por sí mismo no tuviera una altura insuperable. Tanto es así que sus discos nos muestran a uno de los mejores cantaores de la historia con diferencia. Hasta el extremo que los antiguos decían que cantar mejor que Tomás era algo imposible y creo que no les faltaba razón. Es decir, Tomás Pavón logra lo que jamás nadie hizo: poner a todo el mundo del flamenco de acuerdo.

Ahí está su restauración de la toná, el martinete y la debla en “En el Barrio de Triana” superando a sus maestros y dejando fijados los estilos para la posteridad; su “Reniego” por siguiriyas es obra cumbre y sus soleás del Mellizo, la Serneta y Frijones un paradigma de cómo hay que cantar gitano con temple y esa mueca de “pena condensada” en cada tercio. Amén lógicamente de otros registros siempre con una calidad interpretativa al alcance de muy pocos.

Entre las claves para entender su cante debemos partir de un metal flamenco excepcional que rezuma verdad en cada tercio. Luego esa pertenencia a una familia cantaora de lustre en la que el cante presidía la vida como el aire que respiramos. No sólo por tener como hermana a la inmensa Pastora Pavón, sino también a Arturo, el mayor, de quien dicen era un auténtico fenómeno, así como estar rodeado de una Sevilla ahíta de voces insuperables por doquier sobre todo en aquella Alameda de Hércules eterna.

Ítem más, se cuenta que la familia Pavón alojó durante un tiempo al jerezano Frijones en su propia casa, de ahí que tanto Pastora como Tomás sean dos paradigmas de los estilos por soleá que se le adeudan al jerezano.

Y todo ello, tamizado por una personalidad que se deja entrever claramente entre los tercios del cante, Tomás es tan verídico como transparente: hay una congoja traducida en una especie de tristeza insondable que se traduce en ese deje apesadumbrado. Tal vez, una persona en exceso tímida y huidiza del mundo que le rodeaba, tal vez más resignado que contestatario a los avatares de la vida (como suele decir el maestro Alfredo Benítez) y tal vez por eso resulta más conmovedora su pena que agresiva.

Para recordarlo escuchamos una de sus inmensas soleás: Esta concretamente grabada en 1950 con la guitarra de Melchor de Marchena para la discográfica La Voz de su Amo (referencia AA – 400). Youtube by Canal del Flamenco, dedicado a todos ustedes y a “Luis Cebriani”

 

Es una soleá de cuño jerezano ya que se inicia con el estilo de preparación de Merced la Serneta “Tengo el gusto tan colmao” situado erróneamente en Utrera. Destaca el alargamiento del primer verso (Colmaooooayyy) y el innegable parecido de esta soleá con los estilos también de preparación del gaditano Enrique el Mellizo en los versos finales.

Luego acomete otro de los estilos de La Serneta “Yo nunca a mi ley falté”, esta vez de transición ya que es una de las soleás cortas de la jerezana grabada por todos los grandes de su época: Juan Breva, Chacón, Manuel, su hermana Pastora… Rezuma flamenquería y Tomás la ejecuta magistralmente, muy ligado los dos tercios finales ya que el primero va suelto y su repetición sirve para engarzar con el segundo.

Para finalizar, Tomás emplea uno de los estilos atribuidos a Frijones “Acuérdate cuando entonces”, quien ya hemos dicho pudiera haber sido alojado durante un tiempo en casa de los Pavones en Sevilla. Es una soleá para la que empleamos aquello de “decir el cante”: tercios cortos, hablados y ligados en los bajos. Insuperable Tomás sobre todo cuando deja como suspendidas algunas notas cuajadas de congoja “entoooonces”.

En estos días también haremos nuestro particular homenaje a Paco Toronjo. De momento y si quieren indagar algo más en la figura de Tomás Pavón os recomendamos este enlace:

http://elcantejondo.blogspot.com.es/2011/12/biografias-jonda-tomas-pavon.html

José María Castaño @Caminosdelcante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s