De la granaína y la media granaína (iniciación)

A través de nuestro correo electrónico algunos caminantes nos preguntan sobre la naturaleza y diferencias entre la granaína y la media granaína. Una cuestión que no es nada pacífica porque, según la época, se ha alternado su nomenclatura para señalar las melodías que identifican a una y otra variante.

De principio, dado que este artículo es sólo de aproximación, os recomiendo el gran  trabajo del investigador granaíno Antonio Conde, editado por el Servicio de Publicaciones de la Diputación de Granada en 2018. Un ensayo con el título “De Graná, granaínas”, encuadrado en la colección “Granada, Universo Flamenco”. Está prologado por Curro Albaicín y el trabajo aborda desde los orígenes hasta las creaciones artísticas con nombres propios.

degranágranainas

El profesor granaíno nos invita a un profundo itinerario que comienza en la granadina primitiva o fandango de Granada con sus variantes comarcales (del Albaicín, de La Peza etc…) para citar nombres como los de Concha La Peñaranda o África Vázquez hasta Frasquito Yerbabuena o Chacón. Un disco compacto con relevantes ejemplos acompaña al libro.

En este enlace que os pongo a continuación tenéis una entrevista que realizamos a Antonio Conde en nuestro programa “Los Caminos del Cante – Onda Jerez Radio” con motivo de la publicación de este trabajo:

https://loscaminosdelcante.com/2019/01/18/entrevista-antonio-conde-nos-presenta-su-estudio-de-grana-granainas/

El nudo gordiano de la cuestión es la siguiente: ¿cómo diferenciar la granaína de la media granaína? De modo práctico, y sin la profundidad del trabajo de Conde, intentaremos acercarnos un poco a este asunto que, como hemos anticipado, no resulta una cuestión nada pacífica.

Está comprobado que el estilo florece desde un sustrato que agrupa a los “fandangos de Granada”, una amalgama de formas y variantes muy rica que se reparte en diferentes zonas de la provincia: la costera, la central y la oriental. En su origen, estos fandangos serían de forma bailable y entroncados en el vivo ritmo folclórico del 3 x 4, propio de las formas comúnmente señaladas como “abandolás”. Durante el paso de lo colectivo a lo individual, algunas voces irían matizando algunas melodías de los fandangos granaínos. Aquí un ejemplo de extraordinario caldo de cultivo que tuvo la granaína, subido a YouTube por Aidanza Morarte desde un documental:

Aquel material folclórico se fue atemperando y ralentizando hasta perder prácticamente el ritmo en nuestros días. Como resultado, tras un largo proceso, surge aquello que ya podríamos señalar como un cante con perfiles flamencos: la granaína.

Cantes de preparación y cantes valientes

Llegados a este punto, es fundamental tener clara una cuestión aplicable a todo la gama de cantes flamencos: ¿qué es un cante de preparación y qué es un cante valiente o de cierre?

Por lo general, el cante valiente tiene muchos accidentes melódicos y un mayor rango de dificultad. Se tienen como lo más antiguos. Como quiera que hacía falta emplearse a fondo para acometerlos con éxito.  La intuición flamenca los fue precediendo de un cante de preparación para llegar a ellos de forma escalonada y con la cuerdas vocales bien estiradas. El objetivo no es otro que allanar el terreno antes del esfuerzo supremo. Estos cantes de inicio o preparación suelen ser más modernos en el tiempo. Una creación a posteriori.

Aquí tenéis dos ejemplos sonoros que pienso muy válidos para comprender lo antedicho. Además con el cante y toque de dos granaínos y en homenaje Don Antonio Chacón, uno de los grandes recreadores de estos cantes. Enrique Morente y Pepe Habichuela interpretan el cante por media granaína “Rosa sí no te cogí” y “Eso nunca lo diré” (si usamos el nombre que se le otorgaba de antiguo), hoy se consideran granaínas:

Y aquí, el cante valiente, también del Homenaje a Don Antonio Chacón de Enrique Morente y Pepe Habichuela. Hay muchos más accidentes melódicos que en el anterior cante. También, de paso, podemos comprobar como la temática hace referencia a la ciudad de Granada, con el motivo de su patrona La Virgen de las Angustias, que es “La que vive en la Carrera”. Pasa igual que antes. Si usamos la forma antigua de denominar este cante pues sería un granaína; ocurre que hoy se le llama media graína:

Sería mejor siempre hacer caso a nuestros mayores. Lo decimos porque en la “terminología antigua” (pongamos que en la época del disco de pizarra) el cante grandilocuente y con una mayor acentuación melódica era denominado como “granaína”. Esto se refuerza porque estos cantes valientes suelen tener letras con referencias a la ciudad de Granada y sus lugares emblemáticos como El Genil, La Alhambra, La Virgen de las Angustias (su patrona) como en el segundo de los vídeos…

El autor José Manuel Gamboa, en su libro “Una Historia del Flamenco” (Editorial Espasa, 2005; páginas 313/4), adjunta una nota de prensa de la revista “El Cante”, número 2, de 25 de diciembre de 1886, que recoge una pinturesca competencia entre África Vázquez y Joselito El Granaíno quien debían cantar desde la Alhambra tres coplas que tenían que oírse a gran distancia; en concreto hasta la plaza de las flores junto a La Catedral.

Tendiendo en cuenta la verosimilitud de la nota de prensa, Gamboa señala que ese cante que se oyera en la distancia “tiene que ser a la fuerza un cante de entonaciones valientes”. Hasta la época del disco de pizarra sería la granaína.

El cante de preparación, la media

Con el tiempo, tal y como le sucedió a la malagueña y otros cantes análogos, a este portentoso y exigente estilo llamado granaína se le acopló un introito. Este cante de preparación es más plano en sus arcos melódicos y algo menor en su exigencia, por tanto. Se puede decir que surge al servicio del anterior que, hasta entonces, era el principal.

Una vez se establece el cante de preparación de la granaína vino una cuestión complicada: ¿Qué nombre ponerle? Se afirma que se le puso “media granadina” porque se entiende que su interpretación precisa de una menor elocuencia. Ítem más, ese cante “añadido” tiene una temática diversa sin referencia clara a la ciudad o a los motivos de Granada, como el primero. Blas Vega afirma que fue Chacón quien le puso el nombre por no poner “Chaconada”, pero en referencia al cante valiente.

chaconredux
Don Antonio Chacón, gran artífice de las granaínas

Si hacemos caso a Chacón y como él mismo imaginamos que le diría a la discográfica para rotular las placas: el cante valiente sería la “granaína” y el cante de preparación sería la “media granaína”.

Pero he aquí que por caprichos del destino o de la “flamencología” llegó un momento histórico en que se intercambiaron los nombres. Alguien comenzó diciendo que el cante de preparación era la granaína y que el cante valiente era la media granaína. Y así ha quedado hasta nuestros días. Expedientes X que tiene el flamenco.

Ponemos otro ejemplo más moderno en la voz de Estrella Morente con el maestro Juan Habichuela ejecutando una media granaína, versión Manuel Vallejo. Imagino que ya hemos comprendido que si usamos la antigua forma de llamarla sería granaína:


A efectos prácticos, y si pincháis el programa de radio que os añadido al inicio de la entrada, tendríamos

En los cantes seleccionados en el programa que os hemos añadido al inicio de la entrada, y que podemos estudiarlos a fondo, tras la entrevista a Antonio Conde nos encontramos:

Don Antonio Chacón en el mismo cante, siguiendo este esquema, (así se rotuló en las etiquetas de sus discos; esto es terminología antigua):

“Engarzá en oro y marfil” – es media granaína

“Viva el puente del Genil” – es granaína

A continuación Manuel Vallejo en dos cantes diferentes :

“Y no me la dejan ver” – es media granaína

“Me gustaría vivir / en un carmen de Granada” – es granaína

Hoy día, todo lo señalado anteriormente es justo al revés. Como bien aclara el profesor Antonio Conde, tal vez por una equivocación, se cambiaron las denominaciones. Donde antes se decía granaína (el cante que alude a Granada y es grandilocuente) hoy día se le dice media granaína. Vaya, ¡un dónde dije Diego!, en términos coloquiales.

En sentido contrario donde se decía media granaína (el cante de preparación que suele hablar de temas generales) hoy se le dice granaína.

En otra entrada hablaremos de la guitarra y los toques por granaína.

José María Castaño @Caminosdelcante

Publicado por Los Caminos del Cante

Programa de radio y web del mismo nombre que se emite desde Jerez de la Frontera (Onda Jerez Radio) a Andalucía (EMA Satélite) y el Mundo...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: