Desde La Mina.- Manuel Lombo y Pitingo abarrotan la Catedral del Cante

POR JOAQUÍN G. ZAPATA.-  La segunda de las galas del Festival Internacional del Cante de las Minas traía al antiguo Mercado Público de La Unión a dos artistas de tallas y trayectorias bien diferentes. (En la foto: el cantaor onubense Antonio Alvárez “Pintingo” a su paso por La Unión el sábado 4 de agosto)

Mientras que Pitingo es un artista habitual en la programación del certamen unionense, el cual ha llegado a ser premiado en los concursos del mismo antes de ser un artista de relevancia mundial, Manuel Lombo era hasta la noche de ayer en la programación de este certamen un completo desconocido. Tal vez por eso durante su intervención se encargó de recordar que él sí que había cantado sobre esas tablas, en 2002, en el atrás de la bailaora Ángeles Gabaldón, premio Desplante de esa misma edición.

Lombo presentó un programa doble en el que inicialmente interpreta estilos flamencos tradicionales y en la segunda interpreta temas del genial Bambino. Acompañado por la guitarra del gran Pedro Sierra, comenzó su recital con cantiñas, seguidas de un par de cantes por malagueñas rematadas por cantes abandolaos. Finalizó la primera parte del espectáculo con soleares y posteriores mineras, una a la forma de Pencho Cros y otra al de Encarnación Fernández, como homenaje a La Unión. Tras esto se marcha del escenario dejando la guitarra solista de Pedro Sierra que interpretó una magnífica farruca.

“Bienaventurados nuestros imitadores porque de ellos serán nuestros defectos”. La frase, atribuida a Jacinto Benavente, se hizo patente en la parte de la actuación dedicada al genio de Utrera. No es que Lombo le imite mal, es que la mejor de las copias no puede asimilarse casi nunca al original. “Soy lo prohibido”, “Tres veces loco”, “La luz de tus ojos grises”… compusieron el breve repaso por alguno de los himnos del cantaor de la calle Nueva. Con el público puesto en pie en unánime reconocimiento al esfuerzo de Lombo, este llegó incluso a cantar a capella desde el patio de butacas, finalizando así la primera parte de la gala.

unionlombo
El artista sevillano Manuel El Lombo

El Festival del Cante de las Minas y Pitingo mantienen desde hace años una relación de mutuo afecto. Cada vez que el onubense es programado para una gala, la afición responde dejando sin un solo asiento vacío el auditorio. Por su parte, el artista jamás ha decepcionado en ninguno de sus recitales, en los que siempre ha actuado mientras que el respetable se lo haya pedido. Esto último volvió a ocurrir en la noche de ayer, en la que dio un concierto larguísimo, en el que transitó por todos los registros de su repertorio, que no son pocos.

Una recreación de una carcelera cantada por Jacinto Almadén en ese mismo escenario, hecha “pitinguería”, tal y como él llama a su personalísima forma de recrear e interpretar, le sirvió de presentación. Le siguió un cante por soleá y fandangos por soleá cuya letra recuerda un suceso acaecido en Nueva York a Vicente Escudero el día de la muerte de John Lennon, además de una versión de Imagine. Unas bulerías pondrán fin a la fase más flamenca de su intervención, para dejar paso a algunos temas de su álbum Mestizo y Fronterizo.

Una tercera parte se compuso de otros muchos temas que en otro tiempo le dieron fama como su peculiar “Cucurrucucú paloma”, “Killing me softly” etc… Hizo partícipe a los asistentes cantando con ellos Guantanamera. Con el público puesto en pie y bailando, tras bises y más bises, concluyó el concierto ya bien entrada la madrugada.

Texto y fotos: Joaquín G. Zapata García, corresponsal en La Unión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s