Crónica.- Jornada Inaugural del 57º Festival Internacional de las Minas de la Unión

Actualidad

SUERTE DISPAR EN LA GALA DE GANADORES.- La jornada inaugural del 57 Festival Internacional del Cante de las Minas que se celebró en la jornada de ayer, concluyó con la confirmación de los ganadores de los premios de la pasada edición en la que destacó la actuación del pianista cordobés Alfonso Aroca. (En la Foto: Antonia Contreras, Lámpara Minera de la pasada edición)

La primera jornada del Festival Internacional del Cante de las Minas, por estar dedicada a la propia ciudad de La Unión es siempre de acceso libre hasta que el aforo quede completo. Constituye esto un leve inconveniente, dado que entre la cantidad de curiosos que hasta allí se acercan es inevitable que haya un número de irrespetuosos notable que con sus chanzas dificultan la audición de los conciertos.

Comenzó la gala con la lectura del pregón por parte del actor de Puerto Lumbreras, Ginés García Millán. Manifiesto breve pero sentido, y desde luego preferible a otros más cargantes. Tras esto llegó el turno para el flamenco y lo hizo de la mano de la cantaora malagueña Antonia Contreras, que acompañada a la guitarra por Juan Ramón Caro, defendió dignamente ante el público de La Unión el premio Lámpara Minera que le fue otorgado en la pasada edición del certamen.

unionpregonero

El tradicional pregón estuvo a cargo del actor Ginés García Millán

Antonia inició su actuación en solitario sobre el escenario, vestido oscuro y sobre los hombros mantón carmesí. Interpretó unos pregones y la trilla, seguidos de una ronda de martinetes. Una vez concluidos los cantes libres, apareció entre aplausos en el escenario el guitarrista barcelonés, que por méritos propios es muy apreciado por el público de La Unión. El toque brillante de la sonanta de Caro por soleá preludia unas soleares en las que la cantaora intercaló diversos estilos, en su mayoría utreranos.

Después de esto quiso Contreras dirigirse al público, confesando estar nerviosa y reconociendo que el ganar la Lámpara Minera le había cambiado efectivamente su carrera artística. Tras esto, llegó el turno para unos tangos en los que amalgamó asimismo diversos estilos: granaínos, morentianos, entre otros. En ese momento abandona la cantaora el escenario y deja a Juan Ramón Caro en la guajira en la que tuvo sobrada oportunidad de mostrar su virtuosismo.

Tras el parón vuelve Contreras y el recital da un notable salto de calidad de este momento en adelante. Alcanza la plenitud con la interpretación de la minera y la levantica del Cojo. Es evidente que este tipo de cantes le van mucho más a su voz que el cante bajo-andaluz. El año pasado tuvo ocasión de demostrarlo, entre otros cantes, con la granaína que interpretó en el concurso. Finalizó el recital con una tanda de fandangos que refutaron la absoluta certidumbre de la afirmación anterior.

unionbelenlopez

La bailaora Belén López

Tras esto llegó el turno para el baile de la mano de Belén López, que comenzó su actuación con una soleá que desgraciadamente tuvo que verse repentinamente interrumpida por un fallo técnico fortuito. Fruto o no de esta circunstancia, lo cierto es que la mencionada pieza una vez retomada, no estuvo a la altura de lo visto en la pasada edición del festival. Con ese amargo regusto se marchó a cambio de vestuario la bailaora tarraconense y dejó en el escenario a su cuadro que cubrió el entreacto con una ronda de cantes de fragua.

Apareció de nuevo en el escenario con vestido blanco para el baile por alegrías en el que tampoco anduvo propicia la inspiración, la actuación en ese momento no terminaba de despegar. No tuvo existo la composición ni tampoco se alcanzó la conexión con el público, pese a que López lo intentaba. Su particular manera de concebir el baile hace que demasiados factores deban conectar para que una actuación salga redonda. Para el último cambio de vestuario el interludio fue por tangos.

Apareció en ese momento vestida de terciopelo negro y con mantón encarnado para el baile por taranto, con el cual la actuación mejoró notablemente. Final por bulerías y hasta otra, ayer no pudo ser.

Concluyó la gala con la actuación del pianista Alfonso Aroca quien compareció acompañado a la percusión por el cartagenero Javier Rabadán y por el cantaor Matías López «El Mati». Pese a que al momento de comenzar la actuación ya estaba entrada la madrugada y buena parte del público había abandonado la Catedral del Cante, consiguieron cuajar un muy buen recital.

unionpianista

El pianista Alfonso Aroca

Comenzó el mismo con una Suite Flamenca en la que se escucharon fundamentalmente soleares y bulerías. Un pasaje flamenco agradabilísimo y en la que El Mati hizo las delicias del público con su personal forma de entender el cante. De seguido le llegó el turno a la taranta, composición que el pasado año le valió el premio Filón al mejor instrumentista flamenco. Casi sin dar respiro interpretó fandangos en una pieza de sensacional frescura.

Finalizó el recital con unas alegrías de Córdoba seguidas de cantiñas, pieza esta de una extraordinaria calidad, tanto en la interpretación como en la composición y que bien le valió la calurosa despedida que el escaso público que  quedaba en el antiguo mercado le brindó.

En la noche de hoy continúa la programación del festival con la primera de las galas flamencas, que tendrá como protagonistas las voces de Lole Montoya y Rocío Márquez, así como la guitarra de Juan Carmona.

Por Joaquín Zapata (corresponsal de Los Caminos del Cante en La Unión, 4 de agosto de 2017). Fotos: Departamento de prensa del Festival

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s