Rob, el bombero de Alaska que trabaja en el bosque escuchando a Moraíto

Resulta emocionante comprobar la cantidad de historias humanas que hay alrededor del del flamenco internacional; dignas de un serial «Flamencos por el Mundo». Creo que descubriríamos hasta dónde es capaz de llegar nuestro arte en el día a día de aquellos cuya banda sonora es una guitarra o un quejío.  Hoy les voy a contar una apasionante, la de Robert Thomas, bombero de Alaska que corta árboles escuchando a Moraíto.

Estos encuentros suelen ser casuales – o tal vez no tanto, pues hay algo que nos conecta a todos los aficioandos del mundo  – … Lo cierto es que tras un largo período, más del necesario, sin repasar algunos toques de guitarra aproveché una tarde para ir a la Academia de mi profesor y amigo José Ignacio Franco.

Ya en mi puesto me puse a tocar por soleá- si me permitís utilizar este término así de modo tan gratuito – sin pensar en ningún momento que el alumno que estaba a mi lado haciendo lo propio con unas falsetas por bulerías de Moraíto era un bombero de Alaska (Estados Unidos), según me advirtió José Ignacio.

Así que interesado comenzamos a medio entendernos en una suerte de spanghish que es mejor para todos no reproducir. Me dijo que se llamaba Rob y que trabajaba en los bosques de Alaska formando parte del cuerpo de Bomberos; una tarea muy dura y en condiciones extremas que le permitía tener seis meses de vacaciones tras seis meses de arduo trabajo a temperaturas bajo cero. Aprovechando uno de estos períodos vacacionales es cómo había recalado en Jerez porque se confesaba un profundo admirador de nuestro añorado Moraíto y al que muchas veces escuchaba mientras cortaba árboles o venía de apagar un fuego.

robalaskabosque
Robert Thomas en su trabajo por los bosques de Alaska

Seguimos conversando y la verdad es que me llevé una gran sorpresa con sus comentarios ante alguna de mis preguntas; pues el flamenco es algo más que una música es un modo de vivir y para muestras leed que nos ha escrito Robert tal cual:

«Oí el flamenco por primera vez cuando tenía unos ocho años de edad. Mis padres tenían un disco de guitarra española con una canción flamenca. Recuerdo que me afecta en gran medida. Mis padres no sabían lo que era, y sólo tenían una canción flamenca. Escuché por años sin saber su origen.

No escuché el flamenco nuevo hasta doce años después. Yo estaba en la casa de un amigo y alguien estaba tocando la guitarra flamenca. Me recordaba el sonido del flamenco desde hace muchos años, y ahora que tenía a alguien que me dijera todo. He comprado libros y grabaciones para educar a mí mismo.
Cuanto más aprendía, más me enamoré con el arte. Creo la música es un lenguaje de la emoción, y el flamenco habla ese idioma mejor. Ahora estoy trabajando como bombero en Alaska. Yo uso la música para poner mi mente en el lugar adecuado para llevar a cabo lo mejor posible. Cuando estoy conduciendo a un fuego, en medio de un duro día de trabajo, o tratando de relajarse después de un estresante varias semanas, me baso en el flamenco para hacerme función en mi mejor momento. No me falla.
Flamenco es una de las grandes artes del mundo, y no creo que reciba el reconocimiento que merece. Se ha tenido un efecto muy positivo en mi vida. Creo que haría lo mismo por los demás».
No sé ustedes pero a mí me resulta tremedamente emocionante este relato que narra la grandeza de nuestro arte flamenco. ¡Qué razón tiene el maestro Alfredo cuando nos dice continuamente que el arte flamenco es una «terapia emocional»! Un operario de Bomberos en Alaska a miles de kilómetros de Andalucía perdido bajo la nieve en un inmenso bosque  forestal necesita los toques de una guitarra flamenca del Barrio de Santiago para sentirse bien y hacer su trabajo. Me imagino que como esta habrá miles de historias repartidas por el planeta tierra…
¡Olé y vivan los flamencos de Alaska y del mundo! ¿Cómo dejó grabado el maestro Paco Toronjo: para los sentimientos de la humanidad!

 

Memoria del Compás del Cante (XII): “Enrique Morente, 1995” (entrevista con su hija Estrella)

(Sección de Luis Ybarra).- Los años transcurrían al compás de una distinción que poco a poco iba renovándose. En la XI edición del premio, no solo se elegiría a un galardonado, sino que también se incluiría una mención especial; en este caso, a la Cátedra de Flamencología de Jerez. Asimismo, la estatuilla, que se había posicionado como uno de los reconocimientos de mayor relevancia en el ámbito del arte flamenco, recayó sobre el maestro Enrique Morente. Sigue leyendo Memoria del Compás del Cante (XII): “Enrique Morente, 1995” (entrevista con su hija Estrella)

“Los Caminos del Cante”, Premio Junta de Andalucía de Comunicación Audiovisual 2015

De manos del Vicepresidente y Consejero de la Presidencia y Administración Local de la Junta de Andalucía., Manuel Jiménez Barrios, el programa “Los Caminos del Cante” recibió el  trofeo que acredita nuestro Premio de Comunicación Audiovisual Local 2015 en el apartado de radio. El acto institucional, con presencia de la Consejera de Cultura, Rosa Aguilar Rivero, tuvo lugar en el Palacio de San Telmo de Sevilla, sede de la Presidencia del organismo autónómico el jueves 12 de noviembre del pasado año.

“Los Caminos del Cante” dedican este galardón en primer lugar a la gran familia de seguidores, los que llamamos cariñosamente “caminantes”, que depositan su confianza en nuestro espacio días tras día y ya van 24 temporadas consecutivas. También cómo no a nuestros compañeros de Onda Jerez Radio del Ayuntamiento de Jerez, donde se emite el programa, al igual que en EMA Satélite que recoge nuestra señal para más de un centenar de estaciones de radio de Andalucía.

juntapremio

Muy especialmente a nuestros colaboradores y contertulios: Alfredo Benítez , Juan María de los Ríos y Antonio García. Así como a los compañeros técnicos y los artistas flamencos que nos visitan cada semana a un programa que ya consideran suyo.

Os ponemos a continuación las líneas que han escrito desde OLA Radio – EMA:

Las emisoras municipales asociadas a EMA-RTV, Radio Rute y RTV Marchena, y el programa “Los Caminos del Cante”, dirigido por José María Castaño y emitido en la Onda Local de Andalucía, han sido reconocidos dentro de la II edición de los Premios Andalucía de Comunicación Audiovisual Local 2015. En concreto, el jurado ha destacado el trabajo de estos medios públicos locales como un elemento fundamental de servicio público y vertebración territorial. Además, ha valorado sus esfuerzos por satisfacer las necesidades de información, cultura, educación y entretenimiento de sus vecinos y vecinas.

En la categoría “Mejor programa de entretenimiento de radio local” el jurado ha valorado la calidad del programa diario dedicado al mundo flamenco “Los Caminos del Cante”, de Onda Jerez Radio. El espacio que dirige José María Castaño se emite también cada día en la Onda Local de Andalucía y lleva más de 20 años en antena dedicado a difundir cultura, vivencias y compás a través del flamenco. Además, el jurado ha destacado su contribución a la recuperación de protagonistas y sonidos históricos del Cante, dando paso, a la vez, a las nuevas figuras flamencas. Y todo ello, sin olvidar una clara apuesta por la investigación.

juntapremioport

El jurado ha estado compuesto por el Director General de Comunicación Social, Eugenio Cosgaya Herrero; Carmen Fernández Morillo en representación del Consejo Audiovisual Andaluz; María del Mar Ramírez Alvarado, decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla; Juan Antonio García Galindo, decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Málaga; Reyes Lama Bellver, de la Asociación de la Prensa de Sevilla, y Pedro Feria Calles, en representación de la Asociación de Emisoras Municipales y Ciudadanas de Andalucía (EMA-RTV); actuando como secretario, David Fernández Cabeza.

A todos muchas gracias desde esta senda diaria del duende y el sentimiento que llamamos Los Caminos del Cante.

José María Castaño

 

 

Flamenco & Philosophy: «La Luna de Lola»

Hoy cuando se cumplen 93 años del nacimiento de nuestra inmortal Lola Flores, recordamos este retablo de nuestro colaborador Juan María de los Ríos en Los Caminos del Cante, «Flamenco & Philosophy», con interesantísimas aportaciones en torno a nuestro arte y sus artistas.

LA LUNA DE LOLA

lolaluna

Subía la Cruz Vieja arriba camino de la peña ‘Los Cernícalos’ cuando de pronto la mirada quedó fija en el busto de Lola Flores: luz azul, luz blanca, luz amarilla. Todo es luz en Lola, todo es luz en La Plazuela. Y, al fondo, el logos de misterio aparece derramando su blancura en el cielo como piedra albariza.

Es la luna de Lola, inspiración para los flamencos, que, como dice Federico García Lorca, “cantan alucinados por un punto brillante que tiembla en el horizonte”.

Texto y foto: Juan María de los Ríos