Los caminos de la bulería por soleá (3): Manuel Soto ‘Sordera’

En la historia del cante jerezano, la casa de Los Sordera ha custodiado y difundido la bulería para escuchar con tanto arraigo como verdad. Y como quiera que Tío Manuel Soto Monje ‘Sordera de Jerez’ preside la convocatoria de nuestro próximo curso de verano, le vamos a prestar nuestra atención para su estudio. (Foto de Pepe Lamarca en una remasterización de Rito y Geografía del Cante de TVE)

Aquí, en este enlace, tenéis toda la información de la convocatoria de nuestro curso de verano 2022:

Contenido de nuestro ‘catando vídeos’:

A la saga de los Sordera le viene de herencia muy directa este estilo de clara afiliación jerezana. Partiendo, que conozcamos, de un antepasado como ‘el Sordo la Luz’, a quien la tradición oral -siempre en cuarentena- le adeuda una variante de cierre de la bulería para escuchar.

Ya en nuestro libro biográfico sobre Manuel Sordera, gracias a José Manuel Martín Barbadillo, dimos buena cuenta de algunos datos sobre Francisco Monje Valencia, apodado como ‘El Sordo la Luz’. Sobrino del mítico Paco la Luz, era abuelo del cantaor protagonista de nuestro artículo. Su nacencia tuvo lugar en el barrio de Santiago en 1854 donde fallece en 1920 (datos que también ha publicado nuestro compañero Manolo Bohórquez en unos artículos sobre esta prolija ralea cantaora). Al casar el Sordo la Luz con Josefa Carrasco Soto, serán los padres Francisca Monje Carrasco, conocida como momá Curra, a la sazón madre de Sordera de Jerez.

Somos conscientes que resulta difícil seguir el rastro cantaor de los no profesionales o aficionados; no digamos su atribución de un cante o una variante del mismo. Aunque sí sabemos por testimonios familiares que junto a su primo hermano Morao el Viejo (padre de Manuel y Juan Morao) se prodigaron y mucho en el cante de la bulería para escuchar. Tanto que dejaron cierta huella en el barrio.

De cualquier manera, doy fe del extraordinario apego de la saga por este tipo de cante al que consideran una bandera de su jonda expresión. Siempre la cuidaron y, en lo posible, preservaron sus decires intentado no mezclarla con estilos de soleá. Recuerdo algunas reuniones con dos grandes aficionados como Enrique Soto (hemano de Manuel) y Antonio el Morao (otro de los hijos de Morao el Viejo, al que apenas se le nombra) en las que aprendí largo y tendido. Ellos, nudillos en mano, recreaban con mucha autenticidad este tipo de bulerías lentas.

Por tanto, lo que nos llega de Manuel Sordera es un manantial sonoro legado por sus mayores muy directo. En este caso, vamos a desglosar una de sus grabaciones en TVE. En concreto, con la guitarra de Paco Cepero quien, desde niño y en muchos discos después, se entendió a las mil maravillas con este portavoz del gemido santiaguero. El vídeo en cuestión, es de la irrepetible serie Rito y Geografía del Cante:

Paco Cepero, con la justeza y flamencura en el acompañamiento que le caracteriza, muestra la cadencia propia del estilo; ese tiempo intermedio a veces tan difícil de mantener. Sordera contesta en primer lugar y segundo lugar con sendas bulerías jerezanas para escuchar, de las denominada ‘largas’ y que, bajo mi punto de vista corresponden a La Moreno (la llamada uno, esa que se suele cantar con la letra ‘Que te quería yo no lo niego’ y no la corta de ‘Al de la Puerta Real’ más propia de los comienzos). Está dicha con el verso ‘Qué grandes eran, prima mía, mis fatigas’ llenas de sabor y jerezanía.

A continuación prosigue con el mismo estilo de La Moreno, si bien hay una querencia a la forma de cantarla de El Niño Gloria; gran artífice de la bulería por soleá de Jerez. La copla la dice con Y porque me sacaste tú a mí, prima, de mi trono’, haciendo algunos sostenidos alargando la vocal ‘a’ con mayor enfásis (primaaaaaaa de) que luego Tomás Pavón elevaría al olimpo de los dioses flamencos.

Y para rematar, el valiente que se adeuda a su abuelo el Sordo la Luz y que apenas si se canta con otra letra que con esta de ‘Y Dios va a mandarte a ti un castigo muy grande’ (o también aquella otra de ‘Mira si es buena mi mare / que ha empeñao el mantón’). Por ser una vía certera de transmisión creemos que Sordera alcanza aquí un gran estadio interpretativo y seguro que muy fiel al modelo que le fue dado desde el seno familiar.

Nota al margen merece el gran acompañamiento de Paco Cepero que deja cantar acelerando solo y cuando el cantaor lo necesita. Este juego del ritmo es primordial para llevar al cantaor a buen puerto.

Y lo dicho, esta bulería para escuchar de Tío Manuel Sordera es beber un buen amontillado en rama de las mejores soleras de Jerez superior. La misma que han sabido recoger sus descendientes: Vicente y Enrique hasta llega a su nieta Lela Soto así como sus sobrinos José Mercé o los Zambos. Así que os esperamos en el curso del 19 de agosto con los brazos abiertos para ir profundizando por estos caminos de la bulería por soleá…

José María Castaño @Caminosdelcante

Publicado por Los Caminos del Cante

Programa de radio y web del mismo nombre que se emite desde Jerez de la Frontera

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: