Opinión.- Antonio El Chaqueta y su recompensa andando el tiempo

ARTÍCULO PUBLICADO EN LA REVISTA AL-YACIRAT CON MOTIVO DE LA PALMA DE PLATA.- Vengo diciendo últimamente que con demasiado frecuencia los aficionados nos erigimos y nos creemos jueces supremos de la historia jonda.  (En la foto: Rafael Pareja, Juanito Mojama, Antonio El Chaqueta y Juanito Varea en Madrid)

No digamos hoy día con el abusivo y libertino empleo de las redes sociales donde se cada uno se despacha a gusto sin miramientos. Cada vecino ya tiene su propia cátedra de flamencología, diríase.

Anticipo todo ello porque la única opinión, el verdadero juez, no somos ninguno de los mundanos sino el tiempo. El que prodiga los ocasos pero también dando la inexorable razón. Por ello siempre me interesó, a la hora de acercarme a un artista del pasado, la supervivencia de su obra muy por encima de cualquier otra cuestión. Es decir, el legado de un intérprete y su perdurabilidad en las generaciones siguientes marcan realmente su grandeza mucho más que aquello que opinemos unos u otros.

Es el caso que nos atañe, el de Antonio Fernández de los Santos (La Línea de la Concepción, 1918 – Madrid, 1980), apodado como “El Chaqueta” por derivación de su ralea. Salvo un éxito fugaz en la primera mitad de los cincuenta del siglo pasado, fue un cantaor que pasó más tiempo del debido en un segundo plano o penumbra, alternando en fiesta privadas y tablaos. Sin embargo, tal vez como Juan Mojama o Tomás Pavón, nadie le puede sustraer la vitola de haber sido artista de los artistas.

Se cumple el centenario de su nacimiento; así como treinta y ocho años de su adiós. Un margen temporal suficiente para comprobar cómo su repertorio, lejos de anquilosarse, ha continuado fresco y sin fisuras. Se me ocurre, entre otros muchos ejemplos, el enorme éxito de su “María Dolores” cuya recreación sirvió como videoclip (estas cosas de los flamencos modernos) en voz del joven Ezequiel Benítez con un éxito sin precedentes en YouTube y sus derivados. Traigo esto a colación porque aquello sonaba como si El Chaqueta lo acabara de grabar.

Camarón de la Isla le homenajeó con una soleá en su LP “Te lo dice Camarón”

Y es que el tiempo. El paso del tiempo siempre juega a favor de los que cantan bien y con personalidad, haciendo que un artista surque los años en plenitud. Ya nos los dijo Camarón de la Isla en su soleá “a capela” dedicada a nuestro artista. Incluso el propio Chano Lobato diciendo que “El Chaqueta era un salvoconducto para el entendío”. La verdad siempre prevalece y los años han jugado a favor de Antonio “El Chaqueta”. Como cabía esperar de quienes como él “cada día cantan mejor”.

Mención aparte merece el libro del amigo Ramón Soler “Antonio El Chaqueta, Pasión por el Cante” (Fundación Municipal de Cultura José Luis Cano de Algeciras, 2001) con motivo del XXIX Congreso Flamenco celebrado en Algeciras. Una obra de obligada lectura para alcanzar la verdadera dimensión de un maestro muy por encima de sus innegables habilidades en el compás.

No estaría mal que, para esta merecida y reivindicativa Palma de Plata a uno de los más grandes artistas del Campo de Gibraltar, se volviera a editar este libro por el bien del flamenco y de la humanidad.

“¡Qué no se pierdan los cantes que dejó Antonio El Chaqueta!”

José María Castaño @Caminosdelcante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s