A Manuel Moneo Lara, en su ya eterna Fiesta de La Bulería de Jerez

Con buen criterio y haciendo justicia el Ayuntamiento de Jerez dedica la 51ª edición de La Fiesta de La Bulería a Manuel Moneo Lara, patriarca de toda una saga de cantaores, y a quien bautizamos en nuestro libro “De Jerez y sus Cantes” como “El Bronce de La Plazuela”.

Manuel siempre fue un asiduo a la fiesta mayor jerezana con el flamenco y recordamos muchas actuaciones suyas en la Plaza de Toros de Jerez. Hubo una década más o menos  en “La Bulería” que el cante de Moneo se emplazaba entre las apariciones de Capullo de Jerez y Juan Moneo “El Torta”, su hermano. Estos eran esperados de forma multitudinaria porque llegando los días previos, en la ciudad, se hacían cábalas por el triunfo de uno u otro. Esos días en Jerez no se hablaba de otra cosa por las esquinas.

Pero Manuel era diferente. Abría la boca parando el tiempo y entre el bullicio se le escuchaba siempre decir con el peso de su autoridad: “¡Ahora vamos a escuchar un poquito el cante!” Porque Manuel nunca se apartó de la línea recta y cabal del repertorio cantaor más solemne. Soleá, siguiriya, martinetes, fandangos y bulerías jalonaban sus apariciones a golpe de autenticidad cantaora. Y la masa de público, ataviada con sus neveras en torno a las diez mil personas, hacía un milagroso silencio… cantaba Manuel Moneo.

El suyo era un eco ancestral, redondo, expresivo y de campana gorda que ejecutaba los tercios con una rotundidad que su voz te podía durar días en la cabeza. Luego ese intérprete curtido en la vivencia de los mejores manantiales del cante de La Plazuela. Un metal en el que cabía toda la historia jonda de su barrio, desde Manuel Torre hasta Mojama pasando por su tío Luis de Pacote, sin olvidarnos de su admirado Antonio Mairena.

Manuel Moneo tras un largo sufrimiento nos dejó para siempre pero en el recuerdo nos dejó esa forma de cantar que solo tienen los grandes. Porque escuchándolo te apercibías que oías a un oráculo del cante que te conectaba de forma directa con toda los cielos y los infiernos que conforman la gran herencia del gemido jerezano.

Cuando llegue el próximo 25 de agosto en Jerez echaremos muy en falta al cantaor y la persona de Manuel Moneo. Pero también de algún modo agradeceremos el haber sido su fiel amigo y confidente todos los días del año, así como haber disfrutado de un metal único para el cante de ley, el de Manuel Moneo Lara  “El Bronce de La Plazuela” de Jerez.

“Tu Pepito Castaño” @Caminosdelcante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s