El compás de Luis “El Zambo” retoma Jerez gracias a La Buena Gente (contiene vídeo)

Actualidad

Hacía algún tiempo que no disfrutábamos del cante santiaguero del cantaor Luis Fernández Soto “El Zambo” en Jerez. Se ignora la razón por la cual ha permanecido alejado de las recientes citas oficiales del flamenco jerezano. (Foto: José Antonio García Narváez)

Noche exitosa en vísperas del día de La Merced. Cuando la peña Buena Gente logró con todos los honores que Luis el Zambo se reencontrara con un público ávido de su autenticidad interpretativa en la Nave del Aceite.

Ya lo afirmamos en la presentación del acto: con cantaores del tipo Luis “El Zambo” o Fernando “de la Morena” existe una obligación de tenerlos en cualquier ciclo flamenco jerezano que se precie. No hay excusas. Son la salvaguarda de una forma de decir el cante que abre de par en par las puertas de aquellos patios de vecinos de Nueva o Cantarería sin tener que acudir a otras fuentes importadas.

Por ello la presencia de Luis “El Zambo” en la Peña La Buena Gente despertó un atención inusitada que deparó un llenazo hasta la bandera. Un recital ahíto de las formas jerezanas del cante: tercios cortos, hablados, punzantes y con un compás tan natural como contagioso.

Esa fue la base del discurso cantaor de Luis Fernández Soto. En su veteranía convenció sobre todo en el tramo rítmico formado por la soleá, la bulería para escuchar y la bulería festera. Aparte el santiaguero hizo martinetes, fandangos – nos gusta más cuando se acuerda de su tío Sordera en estos menesteres – y siguiriyas. Siempre luciendo ese eco  lleno de matices jondos.

En definitiva, un paseo de jerezanas maneras por el que Luis nos recordó en más de una ocasión la forma de recortar a su tía María Bala, cada vez más evidente según pasan los años. Por otra parte emotivo fue el reconocimiento al socio número 1 de la entidad, el señor Juan Soto, de manos del presidente de la misma, Nicolás Sosa.

Ponemos como ejemplo este vídeo por gentileza del caminante José Antonio García Narvaez:

El cantaor se adentra diciendo el cante en ciertas formas de soleá destacando sus propias interpretaciones – dado que es un cantaor muy personal y algo anárquico – de estilos que la historia adeuda a Alcalá (en el inicio), Frijones o La Andonda, eso sí a su forma como decimos porque Luis reinterpreta siempre a su aire. Para nuestro gusto nos quedamos con las enjundiosas soleás cortas y habladas de la Serneta, auténticos trincherazos de la forma de entender estos cantes por los pagos de la tierra borbórea. Extraordinario por justo el acompañamiento a la guitarra de Miguel Salado, siempre esperando al cantaor, así como las palmas de Luis de Rebeco e Israel López.

No sabemos el uso que tendrá esta Nave del Aceite en un futuro pero en mejores manos que la Peña La Buena Gente de Jerez pensamos que será imposible. Sería una auténtica lástima que los visitantes al futuro Museo del Flamenco  de Andalucía no vivieran, con una buena copa de jerez en la mano, estos momentos únicos a los que nos citó la historia “viva” de un pueblo y su patrimonio oral más verídico.

Pronto añadiremos algún vídeo más.

José María Castaño @Caminosdelcante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s