Opinión.- ¿Cuándo el reconocimiento de Jerez al cante de Manuel Agujetas?

Cultura Flamenca

Han pasado los tres días de la Fiesta de la Bulería y ahora tendrán que ser los responsables quienes analicen lo sucedido, sobre todo en el tema económico, para crear un proyecto duradero de este histórico evento. Unos días que lo han sido de muchos homenajes…  ¿Y del Agujetas? (Foto que nos cedió el artista gráfico Esteban Pérez Abión)

Que conste que yo creo que todos los reconocimientos han sido justos y necesarios: el de Juan de la Plata por la creación de la Fiesta de La Bulería hace 50 años; el del mítico disco “Canta Jerez” que cumplía igual efemérides gracias al buen hacer de Pedro Garrido “de la Fragua”; aquel que se metió a última hora medio forzado en el programa a Juan Mojama por el 125 aniversario de su nacimiento; el homenaje velado en “La Tierra y El Cante” a Gitanos de Jerez (Manuel Morao y Luis Pérez) en el espectáculo “Esa Forma de Vivir” y el recordatorio de los 25 años de la muerte de José Monge Cruz “Camarón de la Isla”…

Todo muy bien pero ¿Cuándo Jerez va a reconocer el cante y el legado de Manuel de los Santos Pastor “Agujetas”? Considerado por muchos el “último mohicano” de una manera de expresar que ya debe tener un mínimo reconocimiento. Y no hablo de estatuas o bustos sino de un acto que señale el verdadero alcance de este monstruo del cante de Jerez cuyo adiós está pasando tan desapercibido hasta el momento. Y hablo de Jerez ciudad en general, no del Jerez Ayuntamiento en particular para evitar malos entendidos.

Gracias a Manuel Agujetas se ha podido trazar hasta el siglo XXI el mapa de quejíos de uno de los más grandes manantiales del cante de Jerez de todos los tiempos. Jerez y Los Puertos unidos en esta “voz nacida para el dolor y para la siguiriya” en una ralea formada por aquella familia con su padre Agujetas El Viejo y sus tíos Domingo Rubichi y el Chalao, al frente, así como emparentada con los Fideítos, el Negro del Puerto o los antiguos Boneos.

Agujetas era, como dice mi amigo Luis Suárez Ávila, un “primitivo actual” y de manos de su padre recibimos una impagable herencia cantaora. Comenzado por la más verídica muestra de los soníos negros de Manuel Torre y siguiendo con algunos cantes que se hubieran perdido sin El Viejo Agujetas y la necesaria continuidad de su hijo Manuel.

Unos cantes que así de primeras podemos señalar en la variedades de la soleá de Juan Ramírez o la de Carapiera, el cierre de Farrabú, los viejos corridos de naturaleza típica (es decir, no aprendidos en los libros sino en las transmisión oral), las más primitivas saetas, pretéritos cantes fragüeros…

Su persona la dejo a un margen para sus allegados y familia pero la figura cantaora de Agujetas se me antoja clave y fundamental dentro de la transmisión del patrimonio oral de la ciudad y por tanto debe ser reconocida; pues no solo el patrimonio de las ciudades son sus iglesias y monumentos.

Hace un año la ciudad de Valladolid ya le dedicó unas conferencias ¿a qué espera este Jerez para reconocer a uno de los más grandes? Si se hace con Camarón está muy bien y lo aplaudo. Pero creo que no cuesta tanto ser justos con la herencia cantaora de Manuel de los Santos Pastor “Agujetas” a quien algo debemos y con mayúsculas en esto del cante.

José María Castaño @Caminosdelcante

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s