Ya está aquí el número correspondiente a los meses de marzo – abril 2019 de la revista Zoco de Madrid. Una publicación dedicada íntegramente al arte flamenco que  comparten aún el papel con la edición digital. Nuestra colaboración en este número está dedicada a nuestro Juanillorro y su multitudinario homenaje en Villamarta del próximo 31 de marzo. (Foto por gentileza de Rafael Barrios)

En este enlace podéis acceder a todos los contenidos de la revista:


Y aquí tenéis el artículo completo que hemos dedicado a Juanillorro:

Juanilloro, el niño grande del cante de Jerez

Hay artistas que con su sola presencia ya te han ganado para siempre. No es algo fácil de explicar porque su apreciación queda en lo subjetivo. Pero, rara avis, nos ponemos todos de acuerdo; lo más difícil en esto del flamenco. Era el caso de nuestro cantaor Juan Manuel Carpio Heredia “Juanillorro” cuya súbita muerte en plena juventud aún sacude los sentimientos más profundos del flamenco.

Yo sinceramente creo que Juanillorro nos cautivaba por su inocencia. Esa mirada limpia que tienen los que nunca dejaron de ser niños; por eso cantaba desde el corazón. Un niño, en su caso, que habitaba en un cuerpo “más grande que una barriada”, como diría Luis el de La Tota.

Por desgracia no le dio mucho tiempo a conseguir sus metas. Si bien, gracias a su ilusión y empeño, nos regaló un testamento en forma de disco, “Plazuela Viva”, para que siempre tengamos una muestra de su cante. Con la guitarra de Juan Manuel Moneo dejó bien a las claras sus credenciales artísticas y su jerezanía como intérprete fetén.

Como buen hijo de La Plazuela jerezana de su época, Juan Manuel nació el 10 de octubre de 1979, su impronta la marcó una generación de los soníos profundos del barrio como Agujetas, Moneo, Rubichi y especialmente “El Torta”. Sin olvidar que siempre llevó muy a gala su devoción artística a Antonio Malena, más evidente en sus comienzos, y a Tío Gregorio “El Borrico”.

juanillorrorafael
Juanillorro junto a su hermano Israel

Juanillorro nació como tantos otros en tablaos y fiesta íntimas afianzándose en academias como las de su prima Manuela Carpio para enlazar con el nutrido cuerpo de peñas flamencas de Jerez. Tuve la suerte de trabajar varias veces con él. Primero con su participación, la primera en disco, en la secuela “La Nueva Frontera del Cante de Jerez 2008” (BBK) y luego otorgándole cierto protagonismo en los actos del centenario de Tío Borrico. En el Teatro Villamarta actuaría con joven figura junto a Luis el Zambo, Juana la del Pipa, Capullo de Jerez y su admirado Juan Moneo “El Torta”.

Siempre mostró un decir verídico, arriesgando en los tercios, para mimetizar la concepción del cante de su barrio plazuelero. Y cuando levantaba todo su corpachón regalaba una pataíta tan simpática como flamenca que nos hacía irremediablemente felices.

Es cierto que a Juanillorro le hubiera gustado que contaran más con él como cantaor solista. Y murió con la espina profunda que le produjo este Jerez tan injusto a veces que no le permitió presentar su disco en condiciones, como sí hizo en Sevilla. ¡Las cosas!

De todos modos, Juanillorro, tal como hacía en sus actuaciones, nos ha unido de nuevo. Este día 31 de marzo, Jerez entero y sus allegados le darán la más cálida despedida que imaginarse pueda. Así descansará en paz aquel niño ya eterno de La Plazuela jerezana.

José María Castaño @Caminosdelcante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s