Desde Sevilla: “El cante verde oscuro”

POR LUIS YBARRA.- ESPECTÁCULO “UN OLE A TIEMPO”.- Que haya jóvenes que pongan al público en pie y se viralicen por las redes sociales es una victoria del flamenco. La noche en el Teatro Quintero fue la celebración de este fenómeno. Una arenga cantaora de tres chavales que hablan sobre afición y nuevos valores. Promesas aún de un arte que no agoniza. (Foto: El Purili de La Línea obra de Antonio Pérez Gil)

El Pechuguita, Juanfran Carrasco y El Purili, quien no alcanza la mayoría de edad, son estos tres adolescentes. Una generación que garantiza la continuidad del flamenco a la que no hay que perder el ojo. Habrá que esperar con espíritu crítico para no matarlos de éxito antes de hayan triunfado, porque los tres, en especial El Purili, están empezando y todavía tienen que solidificar su propia personalidad y adquirir recursos que solo la experiencia aporta.

Ficha técnica
Lugar: Teatro Quintero (Sevilla). Viernes 1 de junio. 21.00 h.
Cante: Luis Peña, El Pechuguita, Juanfran Carrasco y El Purili.
Toque: El Perla.  Artistas invitados: Paco Vega y El Cordobés.

Todo comenzó a golpe de nudillo en la soleá por bulería, donde se tiraron letras unos a otros para anunciar que el cuerpo es joven pero el fondo oscuro. Verde oscuro. Juanfran entra caracoleando en el fandango y después lo sintetiza como antes lo hiciera el Gordito de Triana o Chocolate. El Pechuguita camina por Alcalá en la soleá y recoge el primer tercio como el Torre para luego herir en la tercera de Paquirri. Y El Purili lleva una bulería mecida en la que recupera la entrañable figura del cantaor que baila. Tiene una telaraña en el pecho. “Ole los viejos”, le gritan.

Los jóvenes Juanfran Carrasco, El Purili y El Pechuguita emocionaron con su gracia al Teatro Quintero

Llevan los cantes de hace un siglo en sus voces verdes. Algo extraordinario. Y algo que solo podría estropearse precipitándolos y presionándolos con la responsabilidad, porque su gracia es natural y surge. Despacito y a compás, como se dice. Que cantar por seguirilla como lo hizo ese niño de 16 años es algo al alcance de unos pocos.

En el cartel también estaba anunciado el cantaor Luis Peña, que tuvo sus momentos de garbo cantando y bailando por bulerías, y El Perla a la guitarra. Además aparecieron los bailaores Paco Vega y Antonio “El Cordobés” como artistas invitados. Regalaron detalles de gitanería viva en la patá ante un teatro a media entrada que, por motivos de organización y promoción, no se encuentra entre los principales espacios de la ciudad.

La victoria del flamenco, sin embargo, es que dos jóvenes y un niño emocionen con su arte. Que haya quien duela y quien se duela con ellos. Porque el cante vive en todos y cada unos de los latigazos que dieron anoche. Afición, hondura y respeto por una tradición que está en sus manos.

Por Luis Ybarra @flamencojondo (corresponsal en Sevilla)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s