Algunas curiosidades sobre la saeta (I): ¿La “cama” del Rey de los Cielos?

LA ENCONTRAMOS EN UNA INTERPRETACIÓN DE MARÍA SOLEÁ.- Junto a la sección radiofónica “Tiempo para la Semana Santa. Retablo de saetas flamencas” vamos a recordar también por petición de muchos de nuestros caminantes algunas curiosidades y anécdotas que han ido surgiendo en este particular recorrido. Sin duda ésta es una de ellas. (Foto por gentileza de Paco Sánchez)

La saeta en cuestión se encuentra en un disco conmemorativo cuando el Concurso de La Peña La Buena Gente Jerez cumplió sus bodas de plata. Con buen criterio y soporte en los archivos sonoros del compañero Antonio Núñez Romero (Radio Jerez, cadena SER), se recopilaron algunas interpretaciones de concursantes durante esos años. Casi todas ellas de una notable factura.

El disco se llamó “25 años de Saetas en la peña La Buena Gente”, con el sello Amalgama en el año 2003. Se editaron 20 cortes entre los que se encuentra una gran saeta de María Soleá que al pasarla por el programa nos llamó mucho la atención por su letra.

Al menos por estos lares no es una letra muy frecuente y si algún caminante sabe algo más por favor que nos lo haga saber.

Añadido: nuestro amigo Miguel Ángel Jiménez de Puente Genil nos aclara y mucho el origen de la letra de esta saeta (su aclaración la podéis leer al final de la entrada). Muchas gracias Miguel Ángel

buenagentedicosaetas

Alguien del público, tras los tambores, grita ¡Viva Terremoto! A lo que María Soleá responde: ¡Viva, viva… viva tú, viva tú!. Luego la hermana del genio de Santiago con esa voz tan llena de duende también comienza a cantar.

Que conste que a María como a su hermano, por aquello del juego de vocales llevado hasta el extremo y el balbuceo cantaor, es a veces difícil entender la letra que dicen. En la radio, así de bote pronto me pareció como la letra de un villancico. Sí, de un villancico no poned esa cara de extrañeza…

Es por esta razón por la que me detuve a escucharla de nuevo y tras pasarla varias veces yo saco la conclusión que dice:

“Es tan estrecha y chiquita
la cama que el Rey de los Cielos tiene
que por no caber en ella
un pie sobre otro tiene”…

(es tan estrecha y chiquita
la cama que el rey de los Cielos tiene, a modo de bis)

La saeta referenciada podéis escucharla en este enlace:

Ir a descargar

Desde luego si en vez de “cama” dice cuna, la letra se podría encontrar en cualquier cuerpo lírico navideño porque se refiere a Jesús no como el Cristo, sino como el Rey de los Cielos (como se le suele nombrar más en ámbito de los campanilleros, por ejemplo, que en el entorno de la Semana Santa: el Cristo, Jesús, Pare Mío)…

De ser así, que no lo creo del todo, estaríamos ante una preciosa alegoría premonitoria del tipo “Yo estoy viendo en la frente de mi Dios, una corona de espinas” que escribiera en forma de villancico el querido Antonio Gallardo Molina.

Quiere decir que como la cama -cuna- es tan pequeña y estrecha -humildad- el “Rey de los Cielos” se está acostumbrado desde niño a cruzar los pies (“un pie sobre otro tiene”) que es como morirá en la Cruz 33 años después. A salvo claro como alguna Imagen – no muy usual- como la del Cristo de la Defensión que lleva los pies separados.

Investigando un poco hemos podido saber que los romanos para la muerte por asfixia en la crucifixión usaban sogas o bien clavos y que había dos maneras de clavar los pies: apoyados, uno al lado del otro, clavados en el “suppodaneum” (descanso de madera); o poniendo las piernas en forma lateral, por lo general, rompiéndolas (*); los pies juntos, en posición frontal, uno sobre el otro, clavándolos en el madero vertical. (Juan Carlos Boveri en “Los Clavos de Cristo”).

grecoclavos

Cristo de El Greco

(*) Que no fue el caso de Jesús si nos atenemos a la profecía: “Ni uno de sus huesos será quebrantado”. De ahí que fuera alanceado para certificar su defunción y sus piernas no se rompieron.

Si es esta la teoría sería una alegoría maravillosa. El niño Dios ya cruzando los pies desde pequeño tal y como moriría en la Cruz.

No obstante esto es solo una interpretación mía. Fue como una especie de intuición al escuchar “estrecha y chiquita” y hable en presente “tiene”… como señalando vida y no muerte -tenía- (pasado).

Es solo una conjetura y es muy posible que nos encontremos con otros significados.

En algunos lugares de España, sobre todo en Zaragoza capital, hay una muy devoción muy extendida que es el “Cristo de la Cama”. También la hemos encontrado en Peñaranda de Bracamonte (Salamanca) o en La Muela (pueblo zaragozano). Y seguro que hay más.

La iconografía de este Cristo de la Cama muestra a un Cristo yacente, pero en lugar de estar en la escalera (*) o en la urna al modo del tradicionales Santo Entierro, está sobre una cama tapado por mantos bordados y sábanas (al que desde luego no se le aprecian los pies).

(*) que dicen sirvió tanto para desclavarlo de la Cruz como para transportarlo al sepulcro.

Cristo-de-la-Cama

Cristo de la cama, devoción muy popular en Zaragoza

Aquí va una suerte de preguntas que nos hacemos:

¿Se refería María Soleá a un Cristo como éste en su advocación de La Cama siendo tan inusual en el sur de España e inexistente en Jerez?

¿Quiso decir “urna” y le surgió “cama”? Debemos pensar que los gitanos de Santiago de Jerez eran muy devotos de La Piedad y, por ende, del Santo Entierro de la cercana Iglesia del Calvario. Debemos hacer constar que la urna de este Cristo, firmada por Laureno de Pina y que nosotros dijimos que estaba “repujada de lunas muertas” es muy pequeña y estrecha… Además urna es de más difícil pronunciación que cama, término más flamenco si me apuran.

¿Sería una de las letras aragonesas que tanto arraigaron en el flamenco? En el flamenco hay no pocas alusiones a Zaragoza y la Virgen del Pilar por aquello del periodo liberal en Cádiz… ¿Es posible que alguna llegara al entorno de la Semana Santa teniendo como centro otra de las grandes devociones mañas como el Cristo de La Cama condecorado por la capital aragonesa?

Solo son curiosidades y conjeturas pero vean lo que ha dado de sí una letra de saeta, la de María Soleá.

Por supuesto, quien quiera añadir algo estaríamos muy agradecidos.

Continuará…

José María Castaño @Caminosdelcante


Agradecemos la gentileza del amigo Miguel Ángel Jiménez de Puente Genil que nos aclara estos extremos con referencia a la letra de la saeta que encontramos en María Soleá:

saetacamalibro

Esa letra viene recogida en el libro “Saetas Populares” que editó el estepeño Agustín Aguilar y Tejera en 1929. Era hijo del historiador pontanés Antonio Aguilar y Cano, y en dicho trabajo se recogen unas 950 letras de saetas antiguas populares.

Comentarte que esa letra siempre se ha cantado en Puente Genil. Nuestro insigne saetero Frasquito de Puente Genil, la grabó por cuarteleras -junto a la voz de mi padre- en 1984 en su trabajo discográfico “Frasquito canta al Nazareno”.

saetacama

Frasquito y mi padre cambian un poco la letra:

Es tan estrecha la cama
que el Rey de los cielos tiene
que por no caber en ella
que por no caber en ella
un pie sobre el otro tiene.

Muy agradecidos por el extraordinario y oportuno apunte . Lo único que nos queda saber es cómo llega esa letra a María Soleá dado que es bastante extraña en el repertorio de las saetas jerezanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s