Jerez y la zambomba (II): “Así Canta Nuestra Tierra en Navidad”, la gran y moderna revolución del villancico

Vamos cerramos por este año nuestro serial dedicado a la Navidad y su manera de celebrarla en el sur de Andalucía, especialmente en Arcos y Jerez. Estos episodios están dirigidos a analizar la gran y moderna transformación de la zambomba que llegó de la mano de los conocidos de forma coloquial como “los discos de la caja de ahorros”. (En la entrada cuadro de Muñoz Cebrián que sirvió de portada para uno de los ejemplares de la serie)

No crean que aquí no hay muselina que cortar sobre el impacto de la colección “Así Canta Nuestra en Navidad”; pues no sólo revitalizó y resucitó la zambomba tradicional jerezana sino que la transformó para siempre. Claro que es solo una opinión, sin ánimos de sentar cátedra.

Hablando de cátedra… Muchos creen que la colección de discos de “Así Canta Nuestra en Navidad”, que sufragaría económicamente la extinta Caja de Ahorros de Jerez, nace con Manuel Fernández Molina “Parrilla de Jerez”. En honor a la verdad no fue así. Esto dicho sin restar un àpice de importancia a la aportación del guitarrista. Manuel formó parte de un ilusionado equipo que toma el proyecto de revitalizar el villancico tradicional de la tierra.

PARRILLA 004
Parrilla de Jerez fue parte de aquel ilusionado equipo que lanzó los primeros discos de la colección navideña de la Caja de Ahorros de Jerez. Aportó su guitarra pero también sus amplios conocimientos musicales. Foto: Pedro Carabante para el cartel de su homenaje en Villamarta

La idea parte del activista cultural jerezano Juan Pedro Aladro, director editorial de Cinterco (Creaciones Internacionales y Coediciones S.A). Seguidamente también aparecen nombres como los de Juan de la Plata – al menos los tres o cuatro primeros volúmenes están interpretados por “El Coro del Aula de Folklore de la Cátedra de Flamencología de Jerez” -; José María Álvarez-Beigbeder, hermano de Manuel Alejandro, como director artístico de la grabación; Paco Izquierdo quien actuaba en nombre de la Caja de Ahorros de Jerez; el propio Parrilla y algunas personas vinculadas a la entonces alma de la vida jerezana: la emisora Radio Popular de Jerez con Andrés Cañadas, su director al frente, Pepe Marín y el resto de compañeros.

Hay quien dice que la ciudad de Jerez perdió su hegemonía y empaque financiero cuando perdió su Caja de Ahorros y Monte de Piedad, la más antigua de toda España ya que su fundación data del 24 de febrero de 1834. Sea como fuere, cada año, al llegar el verano, se grababa un LP en los estudios Alta Frecuencia en la calle Goles de Sevilla. Más tarde se lanzaba en el adviento originándose todo un fenómeno social dado que no había jerezano o jerezana que no tuviera una “cartilla” en la Caja y, por consiguiente, acceso al vinilo o a la cinta casete. Tampoco conviene olvidar la labor de difusión de la omnipresente Radio Popular de Jerez en todos los hogares de la ciudad.

¿Y por qué tiene tanto éxito el lanzamiento de cada disco de la colección “Así Canta Nuestra Tierra en Navidad? La pregunta no tiene una respuesta unívoca. Antes de buscar en el terreno musical propiamente dicho hay dos razones primordiales, una social y otra tecnológica que abonan el terreno a la feliz recuperación de las coplas de Nochebuena:

a) El desarrollismo urbanístico de la década de los años 60 y 70 del siglo pasado.

b) La aparición de otros medios de “entretenimiento” que desplazaron la ancestral costumbre de unirse familia y vecinos a cantar para llenar las largas noches del invierno.

Con respecto a la primera causa citamos a Manuel Naranjo Loreto.  Para el folclorista jerezano la paulatina desaparición del patio de vecinos y la consiguiente migración a los bloques de viviendas fue decisiva. Era en los patios comunes donde la zambomba se desarrollaba de modo natural, espontáneo y cotidiano. Una vez en los bloques, esa “reunión” no se reprodujo con la misma intensidad en los pisos y comenzó a perderse la costumbre de unirse los vecinos y familiares en torno a una candela y las viejas coplas. Por otro lado, y por fortuna, se avanzó en el bienestar de las familias que todo sea dicho.

corocatedra
Los primeros disco de la colección de la Caja de Ahorros de Jerez salieron con la titularidad del Aula de Folklore de La Cátedra de Flamencología de Jerez. De ahí que en la foto aparezca Juan de la Plata junto a Parrilla de Jerez, así como Torrito y Fernando Torre, familia del director.

Si además le añadimos la segunda causa comprenderemos mucho mejor cómo la zambomba fue languidenciendo. No llegó a desaparecer del todo pero sí es cierto que su práctica se redujo de forma notable. Hablamos de la total implantación en cada hogar de la televisión que asumió todo el protagonismo del entretenimiento familiar. No digamos hoy día que hay receptor por casa miembro del clan casero. Esto es lo que expertos en la tradición oral denominan “pérdida de funcionalidad”. Sirvan como ejemplo de ello la desaparición de muchos cantes de faena que servían para acompañar el trabajo cuando aparece la radio; es decir pierden su función.

Por ello, cuando en 1983 comienza la serie “Así Canta Nuestra Tierra en Navidad” con el Coro de La Cátedra de Flamencología de Jerez supone, por encima de todo, un fenómeno colectivo que hace recordar muchas coplas y una letras que mostraban claros síntomas de amnesia. Y con ello toda una revolución en la manera de exponer las mismas tanto musicalmente como socialmente. Y conste que hablamos de la zambomba y no de la forma de cantar la Navidad de los artistas flamencos que es harina para otros pestiños.

En la próxima y última entrega lo abordaremos. Dejo de momento una pregunta en el aire: ¿Con los discos hemos vendido el máster de los villancicos jerezanos para un futuro?

De momento… ¡Feliz Navidad a todos los y las caminantes! Y ¡Qué suenen con alegría los cánticos de mi tierra!

José María Castaño @Caminosdelcante

Autor: Los Caminos del Cante

Programa de radio y web del mismo nombre que se emite desde Jerez de la Frontera (Onda Jerez Radio) a Andalucía (EMA Satélite) y el Mundo...

Un comentario en “Jerez y la zambomba (II): “Así Canta Nuestra Tierra en Navidad”, la gran y moderna revolución del villancico”

  1. ESO..DE CANTAR EN FAMILIA Y DEMÁS…QUE PENA SE ESTÁ PERDIENO,,MI ABUELO NOS LA FABRICAVA LA ZAMBOMBO Y LAS…SONAJAS…….Y CUANTISIMO LO RECUERDO………..ESTOY MUY LEJOS D ESPAÑA..SOY…DORITA..VIVA MI TIERRA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s