“Las coplas de la zambomba como vestigio del antiguo romancero hispánico”

NUESTRO TEXTO EN LA REVISTA ZOCO DE MADRID.- Como admite la admirada profesora de la Universidad de Cádiz, Virtudes Atero Burgos, resulta casi milagroso que “el Romancero Tradicional haya sido capaz de sobrevivir desde la Edad Media hasta hoy”. Ahí está en el alto medievo el origen de algunas de nuestras coplas. (En portada, el conocido marinero Ramiré cuando circulaba por toda España en pliegos de cordel)

El romance tal cual se define como “un tipo de poema característico de la tradición hispana e hispano americana por extensión y propio de la tradicional oral que arraiga en pleno siglo XV con un fuerte acento narrativo sobre muy diversos temas”. La colección de romances pasó a denominarse el “romancero” con una estructura métrica muy nuestra: el verso octosílabo de rima asonante con los versos impares libres (que es también norma común en el flamenco posteriormente).

En principio, el romance tenía un contenido muy “noticiero”. Imaginemos que estamos en el siglo XVI. A falta de medios de comunicación de hoy las noticias solían correr de boca en boca bien entre las capas más populares, en forma de romance. Sin embargo, a finales del siglo XVII los temas del romancero comienzan a ofrecer signos de agotamiento y pervive entre las capas más populares. Así se conservó, a menudo como sátira hacia el poder y la Iglesia, “amorosamente en la conciencia del pueblo” que también lo adoptó como divertimento colectivo. Advierte la citada profesora, Virturdes Atero.

zambomba-jpg
Tradicional zambomba de una hermandad y vecinos de un barrio jerezano, la copla sin más… Siempre fue una manifestación del pueblo llano aunque hoy ha sido tomada por el artisteo

Dentro de su amplia temática nos encontramos con el Romancero “del ciclo Navideño” canciones y coplas que durante las largas noches del Adviento contenían letras alusivas al Nacimiento del Niño Dios (como “Los Caminos de Hicieron”) que, en un principio, compartían mesa con campanilleros (propios de los Rosarios de la Aurora) o los antiguos autos sacramentales representados en las iglesias.

Hay quienes creen que el origen de las zambombas se debe a una colección de discos cuando hablamos de siglos atrás. La modalidad aflamencada es bastante moderna y ciertamente comercial respecto a la verdadera antigüedad de las coplas

Pero también aparecían en las reuniones cantadas una temática diversa que por algunas cuestiones selectivas habían quedado prendadas en la memoria y que nada tenían que ver con la Navidad en sí misma. Por ejemplo el Romance de Don Bueso que cristaliza en la conocida copla de “amores fronterizos” (un tema muy conocido en toda Europa) que hoy conocemos como “Al pasar por Casablanca”.

En definitiva, las personas del pueblo llano llegadas las vísperas de la Navidad se reunían en torno a la candela a cantar el Romancero del Ciclo Navideño, como en otras épocas del año se hacía lo propio con las del ciclo de Carnaval, la Recolecta de la cosecha, el Día de San Juan etc…

 

romanceport
Grabado con un fragmento del romance de Don Bueso o de la “cristiana cautiva”, que aquí conocemos como “Al pasar por Casablanca”

Una vez el colectivo, todo él, comenzaba a recordar las coplas puramente navideñas y para llenar las horas se extendía el repertorio con romances de todo tipo hasta perpetuarse como una gran amalgama de coplas de Nochebuena pero también compuesta por canciones infantiles, canciones de quintos (que las mocitas cantaban a sus novios cuando marchaban al servicio militar o las guerras), romances antiguos, canciones enumerativas dando vida a un pavo o a una gallina de puro entretenimiento, coplas erótico – burlescas buscando el guiño cómplice de las mujeres y un largo etcétera. Así hasta conformar toda una riqueza patrimonial oral sin igual que milagrosamente es un vestigio de la alta edad media que ha llegado de un modo u otro hasta el tecnológico siglo XXI.

José María Castaño @Caminosdelcante


De nuevo damos las gracias a esta publicación amiga por contar de nuevo con Los Caminos del Cante. Podéis consultar todo el número completo de la Revista Zoco de Madrid correspondiente a diciembre 2017 / enero 2018 en el siguiente enlace:

http://zocoflamenco.com/directorio-revistas/revista-zoco-flamenco-diciembre17-enero18/

One Reply to ““Las coplas de la zambomba como vestigio del antiguo romancero hispánico””

  1. TODA…LA…VIDAD..UESTRO..ABUEO NO L FABRICAVA..LA ZAMBONVA..LA SONAJS…Y LABO TELLA DEL..ANIS..LAS EJAVASA….LISAS.DE RASPARAS CON EL CUCHILLO……….Y A CANTAR,,ILLANCICOS TODOS………..QUE BONITO RECUERDOS……DORITA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s