Aquel festival en honores a Moraíto que se quedó sin reservas de arte…

Todos los que estuvieron presentes coinciden. La del 1 de julio 2017 en Jerez fue una noche muy especial; no sólo por la predisposición anímica que se palpaba desde las gradas sino también porque se dieron momentos únicos en una velada que dio para todo pero que resultó algo extensa. (Fotos: Christele Medaisko) Lo verdaderamente importante en el arte…