Retablo de saetas jerezanas antiguas, una ventana a la historia del rezo cantado…

LA PEÑA FLAMENCA LA BUENA GENTE ACOGIÓ NUESTRA CONFERENCIA DIDÁCTICA.- Como siempre es un placer formar parte del aspecto formativo que deben tener todas nuestras entidades flamencas. Agradecemos de nuevo la excelente acogida de La Peña Flamenca La Buena Gente con la que compartimos un agradable encuentro con la historia de la saeta.

El acto sirvió además como pórtico a sus actos grandes como la XXIX Exaltación de la Saeta del próximo viernes 24 en San Mateo, a cargo del compañero Juan Garrido (a quien deseamos toda la suerte desde nuestra tribuna), y del inicio en la jornada siguiente de su ensolerado Concurso Nacional de Saetas que tendrá lugar en su sede de la Nave del Aceite (fases selectivas sábados 25 de marzo y 1 de abril) y en la Sala La Compañía (gran final 8 de abril).

La verdad es que estuvimos muy a gusto compartiendo – ya dijimos en la conferencia que no se trata de enseñar, ni somos quienes para ello – los distintos materiales históricos que tenemos en nuestro archivos que deben ser los objetos de estudio y análisis. Luego está claro las preferencias, opiniones y gustos de cada uno pero las grabaciones están ahí.

EL REZO DE LOS PADRES REVERENDOS

Para hacer un itinerario histórico sobre la saeta lógicamente hay que remontarse a la práctica de los Vía – Crucis que organizaban las comunidades de los franciscanos y los capuchinos, en mayor medida. Data de 1.691 la primera alusión al término asociado al canto religioso:

“Los domingos de cuaresma bajaban los reverendos padres a andar vía – crucis con sogas y coronas de espinas y entre paso y paso cantaban saetas” (Tomás López de Haro).

Claro que aquellas saetas aún no tenían perfiles flamencos y serían unas salmodias exhortativas y narrativas de cada secuencia de la pasión y muerte de Jesucristo aún muy impregnadas de la liturgia gregoriana.

Para ellos escuchamos un fragmento de la toná (tonada) litúrgica de Montesinos el Lobo de La Puebla.

pepe_1

En un momento de la conferencia. Foto: Juan López Cepero (A Palo Seco Producciones)

LA SAETA DEL PUEBLO LLANO

Otro estadio importante en la evolución de la saeta fue sin duda la obra de los misioneros que utilizaron esa antigua salmodia para sus populosas predicaciones que llegaron al tuétano mismo de las capas más populares que las acogió en su memoria colectiva.

Tanto que pronto surgieron voces de entre el pueblo que comenzó a cantarlas ya al paso de las primitivas y poco evolucionadas Imágenes Sagradas, antes que éstas monopolizaran todo el sentido de las procesiones de Semana Santa que es mucho más amplio.

Fueron saetas llamadas “afectivas” y se sitúan a mediados del siglo XIX. Muchas de ellas, poco evolucionadas desde el punto de vista melódico, aún se conservan en pueblos y en ciudades andaluzas como Arcos, Puente Genil o Castro del Río por citar ejemplos que aún se mantienen.

APARECE EL INTÉRPRETE FLAMENCO

Cuando la primitiva saeta, una vez pasada al pueblo, es tomada por el cantaor o cantaora flamenca la va revistiendo, tal vez de forma inconsciente, de perfiles propios de algunos  estilos flamenco que van casan bien con el dolor, tales que la siguiriya o el martinete.

Así recordamos aquel testimonio que recogen Antonio Mairena y Ricardo Molina de una “sencilla y natural forma jerezana por siguiriyas que llegó a Sevilla a principios de siglo XX” y que creemos a pies juntillas debe tratarse de algo muy parecido a lo que dejaron registrados La Serrana y Manuel Torre en 1909, sendas grabaciones muy impregnados del antiguo pregón.

Luego la evolución – doblando los tercios y barroquizando la expresión – que ofrece Rafael Ramos “Niño Gloria” y que se ha quedado como el modelo más seguido en la actualidad en Jerez ya que fue tomado entre otros por El Guapo y otros influeyentes saeteros.

Se citó también la costumbre de adosar a la saeta de la Tonás del Cristo, adjudicada a Tío Luis de la Juliana, que escuchamos en la voz de Tomás Pavón y que hoy ha desaparecido casi por completo.

curromorena

Curro de la Morena cantando al Cristo de la Buena Muerte de Jerez

Al final de la exposición se realizó una audición muy especial ya prestamos mucho interés a algunos archivos como la primera saeta que se tiene constancia grabada en cilindro de cera por un desconocido en la Semana Santa de Sevilla de finales del siglo XIX (1893?); la saeta por martinete de Elu de Jerez; las versiones de Mairena y Manolo Caracol, presentado por Lola Flores; dos rarezas como las saetas de Tío Borrico y El Chozas en algún antiguo concurso de la Buena Gente (1.963) y para terminar un video de Curro de la Morena al Stmo. Cristo de la Buena Muerte de Jerez que nos dejó a todos con la boca seca.

No faltó la participación de algunos presentes muy instructiva como las del saetero Joaquín el Zambo, Manuel Moreno o Juan Flores.

SaetasAntiguasPortadaCDlast

Al final del acto, presentamos nuestro disco RETABLO DE SAETAS JEREZANAS ANTIGUAS vol I que muchos asistentes se llevaron para su disfrute y estudio. (Aquellas personas interesadas en adquirir el disco se pueden poner en contacto con nosotros en loscaminosdelcante@yahoo.es)

¡Gracias de nuevo como siempre a la Peña Flamenca La Buena Gente por su excelente acogida a Los Caminos del Cante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s