Opinión.- “Los atractivos del Festival de Jerez pueden con toda dificultad”

PUBLICADO EN EL NUEVO NÚMERO DE LA REVISTA ZOCO DE MADRID.- Siempre he sido de la opinión que uno de los mejores eventos de la ciudad es el Festival de Jerez. Muchas son las razones que nos permiten afirmarlo sin reparo pero, entre ellas, está ese carácter internacional – acaso como los vinos nacidos en estas latitudes – que por unas semanas convierten la ciudad en una “torre de babel alunarada”. (Foto: Presentación del Festival de Jerez en el Corral de la Morería de Madrid))

Resulta curioso que hace veinte años nadie se diera cuenta de la inexistencia de una muestra  dedicada de forma monográfica al baile flamenco cuando es la disciplina dentro de este arte que aglutina a todas las demás y la que mayores seguidores tiene en todo el planeta.

Fue el gestor cultural Paco López quien dio con la fórmula idónea. Y es la que ha permitido que el Festival de Jerez, pese a muchas dificultades y en tan solo unos años, se pusiera al frente de todos los encuentros flamencos, al menos en valoración por los usuarios.

En primer lugar estaba el espacio: Jerez. Una de las cunas del flamenco que respira el aroma jondo por todos sus rincones y que desarrolla la cita en una cercanía que permite el contacto diario de profesionales, medios, aficionados y artistas. En segundo, el plato fuerte de la formación con los más respetados maestros aderezada con el disfrute de los distintos espectáculos. Y en tercero, el clima de convivencia donde todos y mezclados entre sí disfrutan de la fiesta espontánea, el vino de la tierra, las peñas y la gastronomía justo al inicio de una primavera que en Andalucía huele tanto a azahar como a milagro de vida.

GRÁFICAS5

Un apunte de nuestras Crónicas Gráficas con foto de Javier Fergó (Festival de Jerez)

Por desgracia el Festival de Jerez, que debiera estar más que consolidado y apuntalado por todas las administraciones públicas, se encuentra en una etapa crucial. Principalmente por problemas burocráticos en su principal espacio escénico, el Teatro Villamarta, y unos indecisos presupuestos que han propiciado tener que tirar más de la cuenta del colectivo artístico local que ya lo está durante todo el año y que dudo mucho que se encuentre, hoy día, a la altura de una de las más importantes citas artísticas del mundo.

Lo digo porque una de las grandes argumentaciones del Festival de Jerez era su carácter y vocación internacional. Se hacía en Jerez, sí, pero con la mente puesta en los cinco continentes; un factor que le daba universalidad y un sentido que pierde si se mira al ombligo como en tantas ocasiones porque el colectivo natal no tardaría en fagocitarlo.

De todos modos, ya vendrán tiempos mejores y siempre será uno de los mayores acontecimientos que un amante del flamenco pueda vivir puesto que la experiencia es única. Jerez y sus misterios envuelven al visitante en una magia sin igual, la que despliega fuera y dentro del teatro. Porque entre otros muchos alicientes posee, aun con cualquier dificultad, la mayor concentración de duendes en el mundo.

José María Castaño @Caminosdelcante

P.D: A todo ello hay que añadir al magnífico equipo humano y profesional que son los empleados del Teatro Villamarta de Jerez a quienes dedicamos esta entrada en nuestra web.


Toda la publicación del nuevo número de la Revista Zoco de Madrid correspondiente a los meses de enero, febrero y marzo de 2017 la podéis encontrar en el siguiente link:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s